Liberalia es una Bodega Familiar situada en el ámbito de la histórica y prestigiosa Denominación de Origen Toro , provincia de Zamora (España).

Comenzó su actividad de elaboración de vinos singulares y de alta calidad en el año 2000. Previamente y desde el año 1996, Juan Antonio Fernández, su propietario, fiel a su profesión de Ingeniero Agrónomo, fue adquiriendo y organizando los viñedos, cuya edad oscila entre 30 y 100 años.

Los viñedos se encuentran en pagos, donde tradicionalmente ha habido cultivo de vid.

La variedad es la Tinta de Toro, adaptación al “terroir” de la variedad Tempranillo o Tinto Fino.

También es propietaria la familia de viñedos de uva Blanca de las ancestrales variedades autóctonas: Moscatel de Grano Menudo, Malvasia y Albillo.

La recolección de la uva es manual, depositando la cosecha en cajas de plástico de 20 kg de capacidad. Se realiza a primera hora de la mañana, de forma que los pequeños vehículos de transporte llegan a la Bodega a partir de mediodía, así la uva que entra en el proceso de elaboración es cortada cada día, consiguiendo de esta manera que la baya esté entera, fresca y sin ningún tipo de agresión.

El proceso de fermentación alcohólica se realiza a temperatura controlada, de forma que el mosto no se caliente en exceso y así prevenir la aparición de aromas no deseados en el futuro vino.

Una vez acabados los procesos fermentativos (alcohólico y maloláctico), el vino se mueve, por las instalaciones de material inoxidable de la Bodega, por gravedad, de forma que respetamos su integridad y calidad, evitando procesos de conducción forzada mediante bombas de presión.

Los vinos destinados a procesos de crianza y envejecimiento pasan a las barricas bordelesas de roble francés y americano que están ubicadas a 10 m bajo el suelo. Ya en la bodega y dadas sus características se consigue una temperatura constante baja durante todo el año y una humedad relativa comprendida entre el 65 y 85%.

El tiempo que permanecen los vinos de Liberalia en la fase de crianza están amenizados, de forma continua y a través de una instalación musical, por composiciones de Johann Sebastian Bach y Georg Friedrich Händel, con el fin de transmitirles la armonía, sosiego y estado de ánimo, tan fundamentales en este delicado proceso de crianza del vino.

Todos los vinos de Liberalia antes de ser embotellados, pasan sin filtración al proceso de clarificación. Este se realiza con clara de huevo natural, quedando sometido el vino a un dulce y lento estado de eliminación y arrastre de partículas sólidas para conseguir una espléndida limpidez y un brillo vivo y natural